Con su pan se lo coman

octubre 14, 2009

Estoy hasta los cojones. Pues sí, así estoy después de leer lo que algún dirigente de mi partido está diciendo estas últimas horas. Parece que ahora nos toca de ir de hermanos mayores. De perdonavidas. De misioneros con los pseudoconvertidos o los que dicen que se quieren convertir.

¿Por qué tenemos que mostrar compasión o incluso intentar entender a  aquellos que después de un atentado, han dicho y si no me equivoco seguirán diciendo lo de “son consecuencias del conflicto”?.  ¿Por qué tenemos que rasgarnos las vestiduras con la detención de quienes han fomentado el rencor y el odio en esta sociedad, desde sus púlpitos pseudopolíticos? Y sobre todo ¿por qué queremos darles un protagonismo que no deben tener? Si quieren desmarcarse de ETA, que lo digan claro y alto. Que medios seguro que no les van a faltar. Incluso desde la cárcel.

Es increíble que todavía haya entre nuestra gente y entre nuestros dirigentes, personas que piensen que estos son abertzales. Que quieren a este país. Que son ovejas descarriadas. Que con un poco de pomada en el culito dejan de doler. Que hay que darles pista de aterrizaje. Sinceramente, que se jodan. Que hasta ahora nos han estado jodiendo ellos a nosotros y no solo políticamente.

Es cierto, que quizá el momento sea utilizado por Garzón y compañía para tocar un poco más los cojones y calentar el ambiente. Pero con su pan se lo coman. La determinación de Perez Rubalcaba quedó clara hace tiempo. No les van dar ni respiro ni espacio alguno. Ellos se lo han buscado.

Pues ellos mismos. Conmigo que no cuenten (digo los de mi partido en este sentido).

Si quieren aterrizar que lo hagan ellos solitos. Porque lo único que se ha conseguido cuando hemos querido preparar pista ha sido, ensuciarnos los buzos y estropear nuestra pista de despegue.

Por cierto, si en el aterrizaje se encuentran turbulencias, que hagan lo que se hace en estos casos, apretarse el cinturón, meter la cabeza entre las piernas y esperar a que pasen o a que te metas el ostión padre.

Ah! Por cierto, para los tremendistas… No va pasar nada.

P.D. Normalmente no digo tantas palabrotas