La sonrisa de Antonito

agosto 28, 2009

antonio giocondo

Debería estar exultante. Debería ser el hombre más feliz de Euskadi. Tiene a Patxi cogido por los Coscojales y parece no mostrar la más mínima satisfacción.

Y es que la sonrisa de Antonito es todo un enigma.

Quien más quien menos, se habrá dado cuenta que Antonito no ha ejercitado demasiado los nervios maxilofaciales. Quien más quien menos, se habrá preguntado quién habrá abierto la toma de gas, que parece estar oliendo todo el rato Antonito.

Pues bien. Buscando buscando, he encontrado la explicación.

Y he llegado a la siguiente conclusión: “La sonrisa de Antonito es de Alegría y de Felicidad”.

Y me remito a un estudio que se hizo hace algunos años, sobre la sonrisa más enigmática de todos los tiempos. No, no hablo de Aznar. Hablo de la Gioconda.

Pues en ese estudio publicado en la revista británica New Scientist, se utilizó un software que reveló que el 83% de las emociones envueltas en la sonrisa de la dama misteriosa se deben a la felicidad; un 9% refiere al sentimiento de disgusto; un 6% al miedo y un 2% al enojo.

Y aunque yo no haya utilizado software alguno, no se me hace difícil descifrar que la de Antonito debe tener porcentajes muy parecidos.

No obstante, es posible que me quede con la teoría de Margaret Livingstone (lo de google es la leche), que afirma que la sonrisa de La Gioconda es “aparente” y lo que represente depende del punto de vista en que se encuentre el espectador.

Y puede, que con Antonito nos pase lo mismo.

Pero la verdad sea dicha, es que la sonrisa de Antonito me importa un comino.

Lo que me preocupa, es que el incapaz mental que se atreve a tratar las delegaciones del Gobierno Vasco por el mundo, como Chiringuitos del PNV, sea el personaje que sustenta el Gobierno más débil, falto de ideas y kafkiano de toda la historia de la política.

P.D. Una cosa es que me aburra la política y otra que me cabreen los políticos.