Justicia, legalidad… o simplemente dolor de estómago

Es justo. Y como es justo, creo que hay que decirlo.

Sonia Polo, la persona que poco más o menos iba a politizar y a hacer de las fiestas de Bilbao, un altavoz de las ideas totalitarias y de apoyo a la violencia, es la persona que más desapercibida ha pasado en toda la Aste Nagusia (en lo publicitario se refiere). No ha dado razón para el comentario más nimio. Y lo digo así de ancho, porque a la mínima insinuación estoy más que convencido que iban a sacrificar a la Txupinera desde los altavoces más derechosos de este país. Es más, creo que hasta yo hubiera escrito algo.

Pero no ha sido así. Parece que ha llevado el traje de Txupinera con respeto  a todos y a todas la Bilbaínas. No como Josebita que debió hacer un pregón más digno de una Drag Queen venida a menos, que de pregonero Bilbaíno. Todo hay que decirlo, parece que a parte del pregón, bastante bien.

Y sí, me atrevo a escribir esto, porque yo tampoco tenía todas conmigo. Pero en la vida, los hechos son los hechos y como dije en el post anterior en el que hacía referencia a la Txupinera, por ellos (los hechos) los conoceréis. Y estos han sido tozudos una vez más. Chapeau!!!.

Pero no, tampoco voy a decir yo que Ares y compañía han sido los que han politizado las fiestas, aunque gracias a sus órdenes, las fiestas de varios pueblos hayan sido noticia de cabecera en las secciones de política de algún medio.

Ya sabemos quiénes son los que intentan “politizar” todo lo que tocan. Y a mí personalmente me parece estupendo no ver las caras de asesinos y demás mafia de este país en lugares públicos. Ahora bien, las cosas se pueden hacer de muchas maneras y la elegida ha sido la que más ha gustado a ese mundo por su caracter publicitario (ese que no se quiere dar). Es, la que más razones (si es que las tienen) les ha dado. Es la manera en que la retroalimentación de los contendientes, deja un poso agridulce en quienes rechazamos cualquier conculcación de derechos.

– Porque no sé si la simple exposición de fotos de terroristas será legal o no.

No debiera serlo aunque yo lo deteste

– No sé si portar una cartel de euskal presoak Euskalherrira será legal o no.

No debiera serlo aunque me importe un bledo.

– Porque no sé si portar una pegatina de “Torturarik ez” es legal o no.

No debiera serlo en ningún caso

– Porque hasta puede que alguno se plantee la duda de si portar una pancarta pidiendo la independencia de este pueblo es legal o no.

No debiera entrar ninguna duda.

– Porque no sé si es legal tener a gente sin juicio 6 meses, un año, 2 y luego dejarlos en libertad por falta de pruebas.

No debiera serlo

– Porque no sé si es legal dejar presentarse a unas elecciones a partidos ultraderechistas.

No debiera serlo

– Porque no sé si es legal encausar a miembros de un Gobierno Lehendakari a la cabeza por el mero hecho de reunirse con otros.

No debiera serlo

Porque realmente, no debiera legislarse en función de gustos e intereses. Porque no se debería actuar de cualquier manera. Porque no todo vale. Porque debemos ser más inteligentes que ellos y no caer en sus trampas. Porque son lo que son y saben manejarse en un maremágnum de tensión. Porque es lo que les gusta. Porque es en lo que nos quieren meter a todos.

Porque lo que me gusta, lo que detesto, lo que me importa un bledo, tiene más que ver con el cortex emocional que con el racional y no se puede o no se debe ni Gobernar ni legislar desde el dolor de estómago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: