ETA EZ

Desde estas líneas quiero demostrar mi asco y la condena más enérgica por este acto inhumano. Por otra parte, trasladar mi cariño y afecto a la familia de Eduardo Pueyes.

Son muchos los ríos de tinta que van a correr en las próximas horas. Seguramente habrá quienes incluso se atreverán con alguna interpretación política del atentado de hoy. Otros callarán y los de siempre… mejor no hablar de ellos.

Y sin embargo, habrá una familia destrozada a la que le habrán arrebatado a un ser querido. Una persona, que no me cabe ninguna duda, habrá contribuido a que hechos como los que le han segado la vida, no hayan sido posibles.

En estas ocasiones, me suele venir una reflexión. Si yo, que no tengo nada que ver con la persona asesinada, me siento tan mal, que incluso la rabia y la impotencia me llevan a sentir odio por quienes han cometido esta atrocidad, ¿cómo no lo van a sentir la mujer y los hijos de Eduardo una vez transitado el estadio del dolor?

Por tanto, si las víctimas de atentados consiguen sublimar ese sentimiento de odio y son capaces incluso de perdonar, mi admiración por el ser humano y por ellos en concreto, es infinita.

Un abrazo a la familia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: