El perdón es posible. El olvido nunca.

febrero 23, 2011

Cuando oigo hablar a las víctimas de ETA, siento como si algo de ellos también lo tuviera yo. Me entristezco e incluso lloro en ocasiones. Cada victima ha supuesto, además de un dolor inimaginable para sus familias, un gran atentado contra la libertad.

Sin embargo, cuando oigo hablar a determinados políticos, me viene a la memoria mi aitite, encarcelado por luchar contra el terrorismo impuesto desde el 18 de Julio de 1936. Y mi amama, que durante casi 2 años sufrió la soledad y amargura de una madre con 5 hijos, sabiendo que la pena que se le había impuesto a su joven marido era el fusilamiento.  Pero nunca, nunca escuché de sus bocas palabras de rencor, de odio, de resentimiento. Aceptaron todo lo que supuso la transición con ilusión, con alegría, con esperanza. Nos hicieron vivir en el amor, el respeto, la libertad, pero también en el perdón, sabedores de que sólo así podrían vivir y hacer vivir a los demás en paz.

También, cómo no, nos hicieron vivir en el recuerdo. El recuerdo de todos aquellos que perdieron la vida por la libertad.

No, quizá no sea tan buena persona como ellos y me cueste perdonar. Será que al no sufrir en propias carnes la tortura, el encarcelamiento, la falta de libertad o el asesinato de una persona cercana, no tengo una vivencia y conciencia clara del horror que debe supone vivir en el odio, en el rencor y pegarte contra tu propia conciencia, ante la disonancia que conlleva creerte pacifista y desear lo peor para quien ha sido verdugo de tu familia.

Aquellas gentes supieron pasar página, supieron crear una nueva sociedad. Lucharon contra sus entrañas para poder perdonar.

La transición no fue un éxito de los políticos. No la lograron los grandes pactos. No.

La transición y la esperanza de vivir en libertad, se consiguió porque miles y miles de ciudadanos como aitite y amama, fueron generosos con los agresores. Pusieron sus ansias de libertad y de paz por encima incluso de sus propias cicatrices.

Es por eso que respeto y muy mucho a las víctimas cuando hablan. Y estoy convencido por todo lo dicho anteriormente, que las víctimas de ETA son quienes más sufrirán por la paz. Estoy totalmente convencido de que ellas son y serán las verdaderas protagonistas de la reconciliación. Será sin lugar a dudas, su generosidad la que hará fraguar una paz verdadera. Y  es, será y deberá ser a todas luces, un sufrimiento reconocido por todos nosotros.

Sin embargo, detesto y aborrezco la utilización partidista y cicatera que tratan de hacer algunos políticos, hijos y nietos de aquellos a quienes generosamente pudieron perdonar mi aitite y mi amama. Hijos y nietos aquellos, de quienes impulsaron el terror que supone acabar con un gobierno democráticamente constituido. Hijos y nietos de quienes impulsaron una guerra entre ciudadanos. Hijos y nietos de aquellos que sometieron a un pueblo entero bajo el terrorismo de estado que supone una dictadura.

No aguanto, no soporto que sean ellos quienes nos tratan de dar lecciones acerca del sufrimiento. Tienen lo suyo y lo reconocemos. Pero por respeto a aquellas víctimas de  entonces, respeto a las víctimas de ahora y respeto por la paz y la libertad, los políticos actuales deberían de tener la altura de miras suficiente para impulsar junto con la sociedad civil un gran pacto, ya que como en la transición, TODAS y TODOS somos parte de este pueblo y como tales tenemos la obligación de trabajar en su construcción. Creo que esta es la enseñanza que quisieron transmitirnos aitite, amama y todas aquellas personas de su generación.

El perdón es posible. El olvido nunca. Y cada uno tiene su propia historia.

Algunos la esconden. Otros estamos orgullosos de ella.

 


Quizá dentro de 30 años

febrero 7, 2011

Hace ya mucho tiempo que no escribo nada, sin embargo creo que la situación lo merece.

He leído en varios medios que la nueva formación de la antigua Batasuna, EH, Hb en definitiva (a la que por fin se podrá poner nombre) ha presentado hoy sus estatutos. Y de todos ellos, está claro que lo que más interesaba era lo que pudieran presentar en clara relación al terrorismo ejercido por ETA.

Pues en claro intento de dejar la cosas meridianamente transparentes, hacen lo que tenían que hacer. Rechazar la violencia de ETA entre otras. Particularmente me alegro de ello. Sin embargo, no debemos olvidar todo lo sucedido desde Txiberta a nuestros tiempos. La cantidad de insultos, de amenazas, de persecuciones y lo que es más importante, la cantidad de muertos, heridos, huérfanos, viudos y viudas que han dejado por el camino para… para NADA.

Y me alegro de que haya llegado este día. Sin embargo, no puedo dejar de tener un cierto sabor agridulce, cuando tengo la convicción de que lo hacen por salvarse, por no desaparecer. Me hubiese gustado más que lo hubiesen hecho por la petición que le ha hecho la sociedad vasca durante tantos años, más que por la espada de Damocles que supone una ley que les llevaba al ostracismo. Me habría gustado más que las palabras de hoy no tuvieran como destinatario al gobierno o a los jueces. Me habría gustado que el destinatario hubiese sido la sociedad y sólo la sociedad.

Pero…por algo se empieza y quiero ver en este anuncio un comienzo. Un comienzo 30 años más tarde. Un comienzo en el camino que los demás llevamos transitando mucho tiempo. Un comienzo en un camino que no es fácil.

Y lo que a mí me guste o deje de gustar, lo que a mí me pidan las entrañas o me dejen de pedir, en esta ocasión es lo de menos. Han hecho lo que se les ha pedido que hagan. Por tanto, no veo justificación alguna para su no presentación en las siguientes elecciones.

Dicho todo esto, el que crea que yo iré a alguna parte a defenderles o tan sólo a manifestarme junto a ellos, va de cráneo. Quizá dentro de 30 años.

 


Todas suspendidas

diciembre 1, 2010

Hace unos cuantos años… Behin batean…Once upon a time…

– Aita, toma las notas

– Perooo…todas suspendidas!!!!

– Hombreee… tranquilo. Yo te explico. Este año he empezado BUP y para mi todo es nuevo. Ya sabes, sólo han pasado 3 meses desde que empezamos a clase y a esto hay que darle tiempo. Es que no es fácil ¿eh?. Profes nuevos, materiales nuevos, clase nueva. Ya verás el próximo trimestre…

– Pero, pero…si sabías que en 3 meses tenías las notas!!!

– Ya, pero es que me he dado cuenta, que 3 meses es muy poco para valorar mi esfuerzo.

– Anda Patxi anda…así no vas a llegar a ser nadie…

– Pues si te dijera lo que me dice la bruja del Pagasarri…

– Diossss….quién me mandaría a mí, decirle que cuando tuviera problemas se refugiara en la “montaña”………………… Si es que Heidi, su amigo el pastor, niebla y el abuelito están haciendo estragos en la juventud.

P.D. Andar por las nubes, es lo que tiene.

 


LA NUEVA PANDEMIA: “LA A-NORMALIZACIÓN”

noviembre 22, 2010

A nadie se le escapa que si EITB da unos resultados de audiencia catastróficos, es en buena parte, por la decisión individual, que muchos de nosotros tomamos de no querer “normalizarnos”. Y es que esto de la normalización tiene su aquel.

Los “a-normalizados” entre los que me incluyo, luchamos muchos años por conseguir referentes públicos, que mostraran al mundo que este rincón del mundo tenía su propia historia, su propia idiosincrasia, su propia alma.

Y así, el año 1982 pudimos ver un mensaje navideño dirigido a nosotros, los de aquí, los euskaldunes, los vascos. Sin embargo, no me arriesgaría mucho al decir, que esas navidades, los que vimos el mensaje del lehendakari, fuimos sólo esos vascos, cual extraños galos, se resisten ahora a ser normalizados. Un mensaje navideño, que además de suponer un hito emocional importantísimo, suponía un paso sin precedentes en la verdadera normalización comunicativa de este pueblo.

Y es que en 1977 el PNV, si hombre, ese partido que al parecer tiene el poder de hacer desaparecer una cadena pública,  se presentaba a las elecciones  generales con la curiosa propuesta de creación de una radio y televisión pública vasca. Ese partido, que según los normalizadores, tiene entre sus filas, grupúsculos radicales capaces de incendiar conciencias de libres comunicadores, ese partido maldito, ahora, es el responsable de que la radio y televisión pública por la que tanto luchó, tenga los días contados.

Señores normalizadores, no sé si se están dando cuenta, de que toda su saña contra el PNV, lleva implícito el siguiente mensaje: “Si los votantes del PNV y los abertzales de este país no ven ni oyen la radiotelevisión pública, esta se muere”. Lo cual por derivada lleva a la siguiente conclusión: “Los votantes de PSE, PP y adláteres no la ven, porque nunca la han visto y ahí no hay nada que rascar”

Y es que, por compromiso con este país, porque la sentíamos nuestra, y porque somos los únicos que podemos conformar masa crítica para seguir una cadena íntegramente en Euskera, los abertzales, éramos los únicos que manteníamos viva a EITB, mientras que los votantes del PSE, PP y adláteres varios (según ellos tan vascos y comprometidos como nosotros), veían aquellas cadenas con las que se sentían realmente identificados y comprometidos.  Claro está, todas las cadenas españolas.

Por tanto, Sres del desgobierno, quítense la careta y dejen de decir que ustedes defienden el euskera como el que más, dejen de decir que ustedes defienden la idiosincrasia de este pueblo como el que más, dejen  de decir que ustedes apuestan por la cultura vasca, que apuestan por  todo lo conseguido hasta ahora, que apuestan por la voz de Euskadi en el mundo y todas las sandeces que les escriben sus negros. Dejen de ser tan cobardes y digan en voz muy alta lo que ustedes piensan: Que la normalización no es más que la desintegración de todos los símbolos diferenciadores de este pueblo y en definitiva, digan sin complejos que lo que quieren no es normalizar nada, sino Españolizar todo, empezando por cambiar el pajarito de eitb por una gaviota con una rosa entre sus patas.

Y un mensaje: Si piensan realmente que un partido, tiene tanto poder como para paralizar instituciones tan fuertes como una radiotelevisión pública, quizá deberían pensar que no es tan buena idea arrinconarlo y que quizá este país era y es más normal de lo que ustedes piensan. Por tanto, guárdense esa vacuna normalizadora que nos intentan vender, ya que cada vez son más incluso entre sus propios votantes, quienes piensan que tiene la misma pinta que la de alguna supuesta pandemia que iba a cuasi aniquilar la humanidad hace menos de 2 años.

 


Problema de luces II

octubre 15, 2010

Y pensar que me daría para una saga…(pena no tener más tiempo)

RING, RING…

– Si digame

– Mire soy aquel de las luces, ¿se acuerda?

– Si como no.

– Y qué, que tal va eso

– Bien, hombre…ya hicimos algo con la conexión con la calle y ahora algo ya se ve. Llamamos a un par de ingenieros y algo ya mejoró, pero…

– ¿Pero? Hombreeee. 2 ingenieros ya habrán hecho algo ¿no?

– Si algo sí, pero es que al parecer estudiaron con el jefe o alguna relación deben tener y…

– AH ya, ya entiendo.  Que los méritos profesionales no son los únicos méritos que tienen ¿no?

– Si, si, algo así.

– Pero hombre, si el problema era de conexión con la calle y eso se ha solucionado de alguna manera…

– Ya, pero es que ahora parece que el problema real no era ese.

– Ah ¿No? Y cual es?

– La verdad es que nadie lo sabe, pero se intuye que el problema está en que han crakeado nuestro sistema.

– ¿Sistema?

– Si, al parecer, el sistema ha sido atacado por algún hacker.

– Y ¿desde dónde ataca?

– Pues mira, ese es el problema, porque lo tenemos identificado en Bilbao pero el ataque se produce desde Madrid.

– Joder que bueno el tío ¿no?

– Pues sí. Debe hacerlo desde algún cibercafé o algo así y encima con nuestra clave. Y nos está corrompiendo todo el sistema que teníamos montado.

– Y ¿no habéis contratado a ingenieros de sistemas?

– Pues sí, pero es que el tío es muy rápido y debe tener un buen equipo. Sólo, no puede estar haciendo todo lo que hace. Ni p. idea del programa que usan pero tienen a los mejores expertos, sin duda.

– Vaya, vaya. Y… ¿qué dice el jefe?

– Pues de momento nada. ¿Tu sabes lo que cuesta normalizar los coches de la Etzaintza? Es que quitar una a una las pegatinas de esa E tiene su aquél ¿eh?

– No, si no me refiero a ese, digo al otro, el que vive en la casa.

– ¿Ah? Si, bueno, ese, ehhmm…es que ha venido muy cansado de china. Y no… en china no debe haber fiestas gitanas…

– Bueno pues nada, a seguir currando.

– Espera, espera…oye… una pregunta…¿a qué dirección te puedo enviar mi curriculum?. Es que…

 

P.D. Capítulo 1º: https://bizkaitik.wordpress.com/2010/01/18/problema-de-luces/